¿Por qué Borneo?

La isla de Borneo se encuentra en el sudeste asiático; políticamente está dividida entre Malasia, Indonesia y Brunei. Es considerada como la tercera isla más grande del mundo con unos 743.330 km². Se estima que en ella se encuentra el 6% de toda la flora y fauna del planeta. Se estima que una zona de 6,5 hectáreas de bosque en Borneo contiene más de 700 especies de árboles, mientras que en un área forestal similar en el norte de Europa podrían encontrarse aproximadamente 50, y 171 en el este de América del Norte.

Según la WWF, las especies en ella descritas engloban:

– 15,000 spp de plantas.
– 222 spp de mamíferos (44 endémicas) y 13 de primates.
– 100 spp de anfibios.
– 394 spp de peces (19 endémicas).
– 420 spp de aves (37 endémicas).

Y un número incalculable de insectos. Basta decir que en un solo árbol pueden encontrarse hasta 100 spp diferentes. En apenas un década (1994 -2004), 360 especies fueron descubiertas: 260 insectos, 50 plantas, 30 peces de agua dulce, 7 ranas, 6 lagartos, 5 cangrejos, 2 serpientes y 1 sapo. Y se cree que aún quedan especies por descubrir.
Esta biodiversidad se debe a la gran variedad de ecosistemas presentes en la isla: manglares, turberas, bosques de montaña y bosques de dipterocarpos. Todos ellos formaban, en el pasado, una selva prácticamente impenetrable.

INDICADORES BIOLÓGICOS

En la actualidad, debido a la velocidad con que las actividades humanas provocan cambios en los sistemas naturales, se hace necesario el diseño de estudios ambientales que permitan generar la información necesaria para plantear soluciones a corto plazo. Una de las soluciones más aceptadas ha sido el uso de indicadores ecológicos.

Un indicador ecológico es un elemento, proceso o propiedad de un ecosistema a través del cual se puede estudiar y/o cuantificar, de manera precisa y sencilla, los elementos y el funcionamiento del mismo. El funcionamiento de los indicadores ecológicos se basa en el supuesto de que la evaluación parcial de los elementos de un sistema natural y la implementación de programas de manejo con base en estos, permite la conservación de todo o gran parte del sistema.

Las características de los indicadores biológicos:

– Proporcionar respuestas tempranas sobre la presencia de una amenaza.
– Señalar la causa de la amenaza.
– Proporcionar una respuesta continua y poco variable sobre el Impacto.
– Ser efectiva, eficiente y fácil de medir (principalmente aplicables en un lapso de tiempo corto y de bajo costo)
Los indicadores ecológicos más empleados son las especies sucedáneas que trabajan a nivel de especie. Actúan bajo los siguientes supuestos:
– Su riqueza o abundancia está relacionada con la presencia de un gran número de especies de otros taxones conocidos.
– La riqueza de especies y la diversidad de hábitat están relacionadas con la presencia de amenazas.Dentro de ellas las más conocidas son:

a) Especies indicadoras: Son aquellas que por sus características (sensibilidad a perturbación o contaminantes, distribución, abundancia, dispersión, éxito reproductivo, entre otras) pueden ser utilizadas como estimadoras de los atributos o estatus de otras especies o condiciones ambientales de interés que resultan difíciles, inconvenientes o costosos de medir directamente.

Requisitos:
– Biología bien documentada
– Fácil de estudiar
– Amplia distribución
– Sensibles a la acción humana (tanto negativa como positivamente)

b) Especies paraguas: Son especies que requieren de grandes extensiones para el mantenimiento de poblaciones mínimas viables, por lo que garantizar la conservación de sus poblaciones pudiera implicar la protección de poblaciones de otras especies simpátricas de su mismo gremio, especies de menor nivel trófico o una sección apreciable del ecosistema. Han sido ampliamente utilizadas para la selección y diseñode áreas protegidas; para el establecimiento de corredores ecológicos para interconectar áreas naturales relativamente aisladas entre sí, pero que en conjunto pudieran facilitar la conservación de la biodiversidad.

Requisitos:
– Presentar áreas de acción grande.
– Tiempo de persistencia largo.
– Generalista de hábitat.

Otros atributos que mejoren su efectividad:

– Ser sensible a la acción humana
– Representar a otras especies
– Atributos del ecosistema que se quieran conservar (e.j. procesos biológicos relacionados con los cambios estacionales y que pueden ser representados por especies migratorias).

c) Especies bandera: Son especies carismáticas que sirven como símbolo para atraer el apoyo gubernamental, del público o de posibles donantes, para la implementación y desarrollo de programas de conservación que 5 involucren a la especie bandera y las especies menos llamativas con las que pudiera estar asociada.

Requisitos:
– Ser llamativa, atraer la atención.
– Sensible a la acción humana.

d) Especies clave: Inicialmente se consideraban como especies clave, aquellas cuya actividad genera un efecto sobre otras especies de la comunidad que excede considerablemente el esperado según su biomasa o abundancia. Hoy el concepto se ha extendido, considerándose también aquellas que afectan no sólo a otras especies, sino a la estructura y función del sistema natural. Aunque no es propiamente una especie sucedánea en muchas ocasiones se considera una más.

Requisitos:
-Dependen principalmente de la función que cumplen dentro del ecosistema.
– Ser sensible a las perturbaciones ambientales, que esta sensibilidad esté dada por una respuesta estable de las especies ante la alteración, y que tengan un tiempo de permanencia largo.