Gran artículo de APE: “El infierno Indonesio:los grandes incendios de los que nadie habla”

Gran artículo de APE: “El infierno Indonesio:los grandes incendios de los que nadie habla”

 El infierno Indonesio: los grandes incendios de los que nadie habla

La Dra. Gloria Fernández Lázaro| Grupo Bienestar Animal AWSHEL-IAS del Instituto Franklin Universidad de Alcalá, Madrid dice cosas tan interesantes como:

Uno de los mayores desastres ecológicos y sociales está asolando ahora mismo Indonesia. Durante el pasado mes de septiembre se contabilizaron unos 9.735 incendios en Sumatra y la parte de Borneo que pertenece a Indonesia (NASA Fire Information for Resource Management Active Fire Data). Los bosques arden destruyendo el hábitat de numerosas especies endémicas y creando una gran nube de cenizas en suspensión. Las consecuencias son devastadoras para la fauna, el medio ambiente y las poblaciones humanas a escala global, ahora veremos porqué.

Indonesia es el mayor reservorio de bosques de turba del planeta, uno de los ecosistemas que absorben mayor cantidad de dióxido de carbono, según explica el periodista Torsten Schäfer (http://www.dw.com/es/cuando-el-bosque-de-turba-arde/a-5202845). La turba constituye un estadio anterior al carbón. El proceso de descomposición vegetal en la superficie avanza en los bosques de turba de forma mucho más rápida que en aquellos lugares donde crece la selva tropical. Es por ello que los bosques de turba almacenan hasta 50 veces más CO2 que otras superficies boscosas tropicales. Se calcula que los bosques de Indonesia contienen unas 57 millones de toneladas de carbono, equivalente al 25% del carbono almacenado en los bosques tropicales del mundo. Esto provoca dos cosas: que el mantenimiento de estos bosques sea clave para la prevención de peligrosas subidas de la temperatura global y que al quemarse liberan unas cantidades enormes de carbono a la atmósfera.

Los incendios de 1997 y 1998 en Indonesia, los peores hasta ahora, supusieron tantas emisiones de CO2 como el total de emisiones de dióxido de carbono producidas por combustibles fósiles como el petróleo, el gas y el carbón en el mismo periodo de tiempo. En 2006 los bosques de turba volvieron a quemarse durante algunos meses produciendo tanto CO2 como el que liberó toda Alemania en ese mismo año. Si este año la magnitud de los incendios es mayor se prevé un escenario peor.

Para leer el artículo completo, pincha aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *